En una respuesta remitida a EH Bildu, el Gobierno español dice estar de acuerdo en buscar las fórmulas legales "para poder revertir si fuere preciso" la entrega de condecoraciones y recompensas como las 4 medallas que obstenta el torturador 'Billy el Niño', pero sigue dilatando el proceso escudándose en un estudio que busca un "consenso" en base a la ejemplaridad.

Así narra la respuesta: "Se está procediendo a estudiar y analizar al actual marco normativo regulador de las condecoraciones y recompensas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con el firme propósito de poder alcanzar un consenso en la materia, donde el concepto de ejemplaridad pueda estar expresamente definido y se eviten casos como el que nos ocupa".

La diputada Marian Beitialarrangoitia tilda de "vergonzosa" la respuesta y cree que el Gobierno está intentando limpiarse la cara y mirar hacia otro lado: "Llevan meses analizando el tema. ¿Cuántos más necesitan? ¿Qué es lo que no les cuadra?". Beitialarrangoitia denuncia la "cobardía" del Ejecutivo para abordar y actuar sobre todos los torturadores premiados desde el franquismo: según EH Bildu, al menos un centenar de polícias implicados en torturas mantienen a día de hoy sus condecoraciones.

Ante la pregunta de EH Bildu sobre si va a actuar de oficio ante casos similares a los de 'Billy el Niño', el Gobierno reconoce que "actualmente no se han retirado este tipo de condecoraciones a ninguna persona" y niega incluso la posibilidad de poder hacerlo en un futuro: "De acuerdo con la normativa reguladora de la materia, no está regulada la posibilidad de retirada de las mismas".

1

 

2

@ehbilducongreso