La coalición ha registrado en el Parlamento una moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a adopte las medidas necesarias para que Policía Foral asuma en lo sucesivo las tareas de seguridad y vigilancia de todos los eventos deportivos celebrados en la Comunidad Foral de Navarra, incluido los partidos de futbol de la liga profesional.

La petición surge a raíz de los últimos incidentes que ha protagonizado la Policía Nacional en el estadio del Sadar durante los partidos de Osasuna. El último caso, tras el partido contra el Alavés, los agentes cargaron duramente contra la afición albiazul a pesar del buen ambiente festivo que reinó durante toda la jornada. Esta injustificada intervención policial no es un hecho aislado.

En los últimos meses han sido numerosas las quejas públicas realizadas por aficionados osasunistas denunciando actuaciones irregulares por parte de agentes de la Policía Nacional, tales como el impedimento de acceso al campo de futbol de determinados emblemas que no se encuentran catalogados como no permitidos por parte de la Comisión Antiviolencia, registros exhaustivos tanto en el acceso como a la salida del campo de futbol, faltas de respeto... Generando con esta actitud un clima de confrontación que en nada beneficia a la erradicación de comportamientos violentos en el ámbito deportivo.

En la moción EH Bildu muestra su rechazo a cualquier acto de violencia que ocurra durante los acontecimientos deportivos, se solidariza con los aficionados y aficionadas del Deportivo Alavés lesionados en la carga policial y pide al ejecutivo que sea Policía Foral quien asuma las labores de seguridad y vigilancia durante los partidos en El Sadar.