La decisión del Tribunal de Derechos Humanos no es la que esperábamos, a la vista de opiniones jurídicas de peso o de declaraciones de la comisaria de justicia de la Comisión Europea, por ejemplo. Que las penas cumplidas en Francia deben ser tenidas en cuenta en el Estado español parece un principio básico y de toda lógica.

En cualquier caso, EH Bildu quiere mantener la denuncia sobre la ingeniería jurídica que ha diseñado el Estado español para prolongar los castigos y dificultar el acceso de los presos vascos a la libertad. La legislación de excepción y la interpretación excepcional debe desactivarse. Maniobras como la de no tener en cuenta las penas cumplidas en Francia no conllevan sino intensificar el dolo de los presos, sus familiares y amigos.

Esta decisión únicamente puede ser aplaudida por quienes vean la cuestión de los presos vascos en términos de venganza. No es la actitud de EH Bildu. No daremos un paso atrás en buscar vías de resolución a la situación de los presos, por lo que hoy también, mostramos nuestra determinación sincera para avanzar en la paz y en la convivencia que este pueblo ansía.