La iniciativa ha contado con un amplio respaldo. Rebeka Ubera ha subrayado que “el objetivo es garantizar el derecho de toda la ciudadanía a saber euskera, eliminando las barreras y los obstáculos económicos que existen en la actualidad”

El Parlamento ha aprobado hoy la toma en consideración de una Proposición de Ley de EH Bildu para garantizar el derecho de la ciudadanía a conocer la lengua vasca, asegurando el acceso gratuito a su aprendizaje. La parlamentaria Rebeka Ubera ha explicado que “se trata de una ley necesaria, puesto que, las ayudas económicas que existen hoy en día para aprender euskera son escasas y, además, establecen diferencias entre la ciudadanía, puesto que son distintas en función del municipio. Además, el sistema no garantiza el derecho a conocer la lengua. Por lo tanto, planteamos un cambio de concepto, un nuevo terreno de juego”.

La Proposición de Ley consta de once artículos y tres disposiciones que regulan diferentes medias. Por ejemplo, establecen que, en el caso de las personas adultas, el aprendizaje será gratuito hasta obtener el nivel B2 en las Escuelas Oficiales de Idiomas o euskaltegis públicos u homologados. Los y las menores de edad, por su parte, deberán acreditar el nivel B2 para la obtención del título de enseñanza obligatoria. El derecho se extiende a toda la ciudadanía y se plantean ayudas especiales para los y las estudiantes que provienen de otros orígenes.

Rebeka Ubera ha mostrado su satisfacción, puesto que esta iniciativa sigue su curso con un amplio respaldo, y lo hace justo en vísperas de Euskaraldia. Sin embargo, el camino no ha hecho más que empezar. Ahora, le corresponde al Parlamento tramitar este texto y establecer los plazos para su entrada en vigor. Para la parlamentaria, la participación de la sociedad será indispensable para completar la ley: “Tenemos la responsabilidad de hacer una buena ley, entre todas las personas y para todas ellas. Nos corresponde erigir una de las columnas del ecosistema del euskera. Juntos y juntas. No solo entre los grupos parlamentarios, sino también con la ciudadanía, con los agentes vinculados y con la aportación de personas expertas”.