PNV y PSE han unido sus votos en la Mesa Interinstitucional de Servicios Sociales de Gipuzkoa para llevar adelante el descenso en la financiación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) para personas mayores. Los representantes de EH Bildu han votado en contra de este recorte social y han expresado su preocupación, puesto que se está poniendo en riesgo la calidad y la continuidad de un servicio público fundamental para el bienestar de las personas mayores.

La Diputación aportaba hasta ahora casi el 80% del coste del servicio, mientras que los Ayuntamientos pagaban el resto. Sin embargo, tras la decisión aprobada hoy, la entidad foral retirará a los municipios un total de 3.750.000 euros en tres años. La rebaja, además, se va a llevar a cabo este mismo año, y los Ayuntamientos recibirán 903.861 euros menos de lo previsto en sus presupuestos. Este repentino descenso de los recursos pone al servicio en una situación grave, y está generando inquietud en los servicios sociales municipales, así como entre las trabajadoras y las personas usuarias.

La coalición ha denunciado que se trata del enésimo recorte que sufre Gipuzkoa, donde el Gobierno foral muestra tal desinterés por las políticas sociales que está desestructurando la red de servicios existente. En esta ocasión, el descenso de la financiación afectará, directamente, a personas mayores que necesitan ayuda para poder seguir viviendo en sus domicilios.

En concreto, el SAD atiende a unas 4.800 personas al año. EH Bildu ha advertido de que su evolución en los últimos tiempos es preocupante, ya que el servicio ha ido decayendo año a año. Ha recordado que las instituciones tienen la obligación de fortalecer los servicios públicos, y ha reclamado a la Diputación que aparque los recortes y abra un debate sobre las mejoras que es necesario aplicar para impulsar el SAD.

Donostia

Noticia del canal electrónico no encontrada

Pueblos

Noticia del canal electrónico no encontrada