El Grupo Parlamentario Mixto, a iniciativa de Sabino Cuadra Lasarte, diputado de Amaiur, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de la Cámara, ha presentado ante la Mesa la siguiente petición en la que, por un lado, se reitera la formulada en su día referida a la “reducción de las retribuciones de los Diputados y Diputadas” y, por otro, se solicita la anulación de las pensiones parlamentarias de privilegio que hayan podido consolidarse al amparo del Reglamento de Pensiones Parlamentarias, de fecha 11 de julio de 2006.

1.- REITERACIÓN DE LA PETICIÓN HECHA EN SU DÍA DE REDUCCIÓN DE LAS RETRIBUCIONES DE LOS DIPUTADOS Y DIPUTADAS. En fecha de 22 de febrero de 2012 –hace ya siete meses- el Diputado que suscribe presento una “Propuesta de reducción de las retribuciones de los Diputados y Diputadas” (nº entrada 896). Dicha propuesta se adjuntó asimismo a las enmiendas que Amaiur presentó al articulado del proyecto de Ley Orgánica de reforma de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de partidos políticos. Desde la Comisión Constitucional en la que se debatió el citado proyecto de Ley Orgánica se consideró que la citada propuesta no podía ser considerada como objeto de la citada Ley, razón por la cual fue remitida a la Mesa del Congreso en fecha de 12 de abril de 2012 (nº entrada 1540) que era a la que, como ya se ha señalado, había sido remitida en primera instancia. En definitiva, esa Mesa ha tenido conocimiento de la Propuesta hecha por este Diputado en dos ocasiones, sin que hasta el momento se haya notificado al mismo resolución o acuerdo alguno al efecto. Es por ello que ahora se reitera en idénticos términos la petición en su día formulada por nuestro grupo Amaiur.   2.- SUPRESIÓN DE LAS PENSIONES PARLAMENTARIAS Y OTRAS PRESTACIONES DE PRIVILEGIO QUE HAYAN PODIDO CONSOLIDARSE POR LOS DIPUTADOS Y DIPUTADAS. En fecha de 19 de julio de 2011, en la reunión conjunta realizada por las Mesas del Congreso y el Senado se procedió a efectuar la reforma del Reglamento de Pensiones parlamentarias y otras prestaciones. Como consecuencia de ello fueron derogados los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10 y 16 del mismo, así como también su Disposición Adicional Tercera. Ello supuso la anulación o suspensión de distintos privilegios disfrutados por los miembros del Congreso y el Senado en relación con sus pensiones de jubilación y otras ayudas concedidas a los mismos. Y decimos privilegios porque, a pesar de que en los últimos años se habían producido importantes recortes que afectaron al conjunto de trabajadores y trabajadoras beneficiarias del Régimen General de Pensiones de la Seguridad Social –el último de ellos, con el pasado Gobierno del PSOE-, los diputados y senadoras, por el contrario, habían ido obteniendo sensibles mejoras en su situación, conformándose de esta manera un régimen especial para los mismos que estaba muy por encima del existente a nivel general para el conjunto de beneficiarios de pensiones de la Seguridad Social. En cualquier caso, la derogación de los artículos arriba citados, con ser un importante paso dado en una justa y razonable dirección, siguió manteniendo importantes privilegios que resultan ser contrarios al principio de igualdad y a los mínimos de equidad y justicia que exige la actual situación de crisis en la que vivimos. Los citados privilegios mantenidos eran los siguientes: a) El artículo 4 del Acuerdo, tras haber derogado las privilegiadas pensiones parlamentarias otorgadas a los diputados y senadoras, siguió manteniendo importantes complementos (un 80% de la diferencia entre las pensiones que tuvieran reconocidas y el límite máximo de percepción de pensiones públicas), para “quienes hayan sido miembros de las Cortes Generales durante la totalidad de la Legislatura Constituyente y de la Primera Legislatura”. b) La Disposición Transitoria del Acuerdo estableció igualmente que “quienes tuvieran ya reconocido el complemento de la pensión prevista en los artículos 1 a 6 que ahora se derogan, así como quienes el día de la constitución del Congreso de los Diputados y del Senado de la X Legislatura hubieren devengado el derecho a la percepción de aquel complemento, de acuerdo con los requisitos contemplados en el artículo 2 que es objeto de derogación, podrán seguir percibiéndolo o tendrán el derecho a su reconocimiento y percepción en las cuantías vigentes en el momento en que alcancen la jubilación en los términos que las motivó”. c) Esta misma Disposición Transitoria estableció en su punto 2 que “quien a la fecha de entrada en vigor de la presente reforma del Reglamento de pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los exparlamentarios tuviese reconocidas las prestaciones de los artículos 7 y 8 que ahora se derogan seguirá en el disfrute de las mismas mientras se mantenga la situación que las motivó”. Considera a estos efectos AMAIUR que el régimen de cobertura en materia Pensiones de Jubilación para los cargos electos debe ser, en cada momento, el existente con carácter general en el régimen general de la Seguridad Social, ya que no existe razón alguna para justificar que por la mera realización de su trabajo (un trabajo especial, cualificado y de especial responsabilidad, pero no más que muchos de los que existen en el campo laboral), sus años de cotización deban ser computados de diferente forma o la cuantía de sus pensiones ser mayor que sus equivalentes en el Régimen General de la Seguridad Social. Es por ello que, a instancias del grupo Amaiur, se propone a las Mesas del Congreso y el Senado la adopción de los siguientes   ACUERDOS Primero.- Reiterar en primer lugar la solicitud presentada a la Mesa del Congreso en fechas de 22 de febrero y 12 de abril del presente año en las que se solicitaba que: - “Las asignaciones económicas de los Diputados/as y Senadoras/es a los que hace referencia el artículo 71-4 de la Constitución Española y los artículos 8-1 del Reglamento del Congreso de los Diputados, tendrá una cuantía mensual máxima igual a tres veces el Salario Mínimo Interprofesional legal. Dicho importe se actualizará en el mismo porcentaje en el que lo sea el citado Salario”. - “Los complementos mensuales por razón del cargo que vienen percibiendo los distintos Presidentes, Vicepresidentes, Secretarios y Portavoces de la Mesa y las distintas Comisiones serán revisados de forma que los mismos se reduzcan en la misma proporción resultante para la asignación económica mensual de los Diputados/as y Senadores/as a la que se ha hecho referencia en el punto anterior”. Segundo.- Sean derogados y dejados sin efecto alguno el artículo 4 y los apartados 1 y 2 de la Disposición transitoria del Acuerdo conjunto adoptado por las Mesas del Congreso de los Diputados y del Senado en su reunión del día 19 de julio de 2011, referente a la Reforma del Reglamento de Pensiones Parlamentarias y, en consecuencia, desaparezcan las excepciones reguladas en estos artículos en relación con la derogación de las pensiones y prestaciones privilegiadas que venían siendo disfrutadas por los parlamentarios y parlamentarias.

@ehbilducongreso